Mi CuNa...

"Paso a paso, por aquel viejo pueblo y con el único sonido de los lejanos ladridos de un perro, escuchaba sus pasos al tiempo que fluían eternos recuerdos por su cabeza.
El frío acompañaba a aquella noche abandonada por sus ciudadanos, creando todavía más, una imagen tétrica del lugar...
Tétrica para todos menos para ella, que día tras día recorría aquellas calles vacías, frías, sobrias, pero familiares...
Las calles que le habían acompañado durante toda su vida.
Era el único lugar que le hacía sentir con sus miradas.
En cada rincón, en cada árbol y en cada casa, había dejado su huella,
con un recuerdo...

Vanessa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Segunda persona del singular

Brainstorming

Querido Karma