Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2008

Hasta aquí

De nuevo, despierta ante mi vida, me vuelvo a ver sonreír. Satisfecha por el pasado e ilusionada con el presente. Ya no lloro por la soledad, me he acomodado en ella y hasta en ocasiones me resulta confortable. Mi felicidad ya no depende de nadie. Mi libertad ha sido directamente afectada haciéndose infinita y solamente controlada por mis principios y mi conciencia. De nuevo, despierta ante mi vida, me veo tal cual soy. Tal cual he sido siempre. Vuelvo a tener fe en mi misma. Sin nadie que interfiera en mis decisiones. Ni en mis fracasos ni en mis triunfos. Vuelvo a apreciar las cosas vulgares desde otra perspectiva, como lo hacía antes. Ya nadie me cambiará. Ya estoy forjada. Endureciéndome. Permitiéndome mostrar indiferencia de vez en cuando. De nuevo, despierta ante mi vida, me regalo una sonrisa de complicidad. He vuelto. Y esta vez para quedarme. Con todo lo que ello conlleva. Con mi generosidad y mi egocentrismo; con mi altruismo y mi soberbia; con mi complicidad y mi sarc

Post-Reflexión 2

Estoy en el mismo sitio que hace algún tiempo, pero ha cambiado todo tanto… Es como si para mi se hubiese parado el tiempo y todo hubiera seguido dando vueltas. Es todo muy extraño. Apenas recuerdo nada. Me siento como si me hubieran soltado en medio de un bosque del que me han hablado pero del que no se nada. Sin brújula que apunte al sur. Sin un halo que me ilumine el camino. Sin un ápice de orientación. Vanessa Sales Campos Viernes, 8 de Agosto de 2008.

Post-reflexión

Imagen
Todo me recuerda a ti. No lo puedo evitar y la verdad es que tampoco quiero. Me veo tan perdida que no se si reírme o llorar. Qué hago yo aquí ahora y por cuánto tiempo? Otra vez vuelvo a retomar mi vida donde la dejé. Durmiendo sola, llorando sola mis penas, delante de un ordenador, la única forma que tengo de desahogarme es esta. Y hasta que escriba el “hasta aquí” seguiré lamentándome, recordando, llorando, viendo nuestras fotos una y otra vez como si no tuviera nada mejor que hacer. Lo peor de todo es que ahora después de uno de mis ataques de tristeza, de rabia y de carencia de motivaciones, ya no tendré a nadie a quien ir a ver. Vanessa Sales Campos Jueves, 14 de Agosto de 2008. 20:35

Reflexión...

Imagen
Qué diablos hago viendo fotos?! Porqué todo me parece tan vacío desde que no te tengo? Qué ha cambiado? Te echo de menos, joder. Te echo más de menos de lo que me pensaba. Creo que podré vivir sin despertarme cada mañana a tu lado. Creo que podré llorar sin que vengas a consolarme, creo que podré pasar sin jugar contigo y sin reírme a tu lado, pero no mientras siga existiendo esta canción y me recuerde a ti, coño. No mientras siga teniendo nuestras fotos. No sé cuando empezaré a curtirme ni cuánto tiempo más fingiré ser fuerte. No sé si quiero olvidarme de todo tan fácilmente. Y me ayudas a seguir adelante y a veces no quiero. Y a veces pienso que ha sido lo mejor y otras maldigo cada momento sola. Creo que seguiré andando sin rumbo, como he hecho siempre. Vacía. Aborreciendo a cada persona. Ahora estoy llorando y mañana volveré a sonreír por haber hecho lo correcto. No veo un futuro contigo, pero tampoco concibo despertarme cada día sin ti. Mierda. No me gusta hacer compra para uno.

Crónica de una ruptura anunciada

Imagen
De nuevo, despierta ante mi vida reflexiono y me pregunto: ¿Por qué nos damos cuenta de nuestros errores cuando ya es demasiado tarde para arreglarlos? Somos imperfectos, somos torpes. No aprendemos a vivir, ni a convivir. Quizá cuando seamos plenamente conscientes del presente podamos predecir el error antes de que ocurra. Quizá sea ese el problema. Pasamos la mayor parte de nuestra vida pensando en el pasado y no nos damos cuenta de que vivir es sentir el presente como el único momento que existe. O quizá el problema sea que no valoramos las cosas cuando las tenemos delante, solo las valoramos cuando ya han pasado de largo. Cuando ya han pasado tanto de largo que se hace imposible volver atrás para arreglarlo. Somos egoístas y egocéntricos por naturaleza. Y así nos estamos perdiendo una de las cosas más satisfactorias que existen; hacer felices a las personas que están a nuestro lado. Martes, 21 de Mayo de 2008. 21:31h.