Claro de luna



“Estaba hundido en la miseria, en un punto inconcebible para muchos. Yo ni siquiera sabía que se podía estar tan perdido. Pero se podía, ya lo creo que se podía.

Por las noches se escuchaba el sonido de sus dientes rechinando sin cesar, era algo irritante y agudo. Podías imaginarlo acurrucado a oscuras en una esquina de su habitación. Cuando el exterior le regalaba su claridad tenue podías verle mirando a través del cristal del pequeño balcón. Tenía la mirada perdida, sudaba y estaba rojo. A veces parecía que le fueran a explotar todas las venas de un momento a otro. Era una visión lamentable.

Siempre era de noche en casa. Yo jamás recuerdo haber visto luz en su rostro. En ocasiones, desde abajo, desde el salón, mientras toco mi piano de cola con gran dulzura, llora gritando sin cesar. Son gritos desgarradores. Su voz irrita a mis oídos sensibles.

Me enfado cuando sus gritos estropean mi canción. Nada debe estropear mi canción. Es pura. Me enfado sobre todo cuando grita mientras estoy sumido en la belleza de sus frases, de sus acordes y cuando cada una de sus notas acaricia mi alma… Ahí, ahí es cuando me irrita y me llena de ira. No soporta mi placer, mi relajación, mi tranquilidad. Mi sensibilidad. Le odio. Le odio como debería estar prohibido odiar a alguien.

Vivimos solos en una casa para muchos inmensa. Aunque a mi me parece pequeña y sencilla. Me parece siempre clara y en armonía. Hasta que le oigo. Yo siempre he sido demasiado correcto en todo, siempre lo he hecho todo perfectamente, jamás he cometido un error. Jamás. Pero los dos tenemos una presencia demasiado fuerte y sólida como para estar juntos. Yo no aguanto su histeria, su desesperación, sus anhelos y el no aguanta mi sensibilidad, mis lágrimas de pasión y de adoración, mi sobriedad.

Es un odio irracional. No puedo manchar mi alma pura con ese odio que tanto atormenta a mi canción, a mi luz, a mi integridad. Necesito permanecer tranquilo, relajado, en armonía con mi música y mi casa. Hace que toque el piano con los dedos temblando y no puedo tocar a mi canción con ira. No puedo. No puedo ensuciarla. No soy digno. Debe morir.”


Palabras de un esquizofrénico antes de aparecer desangrado junto a un piano que sostenía la partitura Claro de luna de Beethoven.

Comentarios

  1. que profunda te has vuleto aqui...mola! no me esperaba ese psicofinal 1 saludo

    ResponderEliminar
  2. Esto tiene más tiempo que la charito. Si no me equivoco es una variación sobre uno de los ejercicios que hicimos en el taller de escritura. O te repites o estás vaga. O las dos cosas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Sí, tiene unos dos años. No, no es una variación, es el texto tal cual. Y no, no me repito, evidentemente no he vuelto a escribir el mismo texto, sencillamente lo he publicado. Tiene algún inconveniente en que publique mis textos de hace algún tiempo, sr. profesor?

    ResponderEliminar
  4. Que va, así esto se mueve un poco. Le seguiré con atención.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, le mantendré informado de las nuevas actualizaciones como hasta ahora. =)

    ResponderEliminar
  6. Està molt bé...i també està bé que publiqus coses antigues: el "profesor" les coneixía peró altres no!

    ResponderEliminar
  7. es una lastima que sea mi paz la que se rompio antes realmente una cagada que mis viejos errores y fantasmas me volvieran a romper y tambien una cagada en el momento en el que decidieron volver por desgracia contra eso no puedo luchar pero como me han dicho toda mi vida yo naci para ser un guerrero suena bastante friki pero es algo que he escuchado mi corta vida no te voy a mentir sigo roto y lo voy a seguir un buen tiempo hasta que no ponga fin a muchas cosas mi paz no va a volver gracias a mi angel volvi a un punto del cual me escape hace 4 años una vieja amistad la primera que tuve en españa con con angel un italo argentino del cual estoy aprendiendo mucho estas semanas y al mismo tiempo el de mi tambien aunque se que no depende de el sentirme bien me ayuda mucho a los dos nos volvio a juntar lo mismo nuestros fantasmas la verdad tanto el como su familia se estan portando muy bien igualmente como dice la cancion el tiempo no para y si pensas que estoy derrotado quiero que sepas que me la sigo jugando y cuando sea el momento recuperare mi paz ni la soledad ni mis errores ni mis fantasmas van a poder conmigo me podran tirar un millon de veces y me levantare chorreando sangre
    contra todo pronostico de mi gente mis raices lo que mas quiero fue mi decision quedarme en españa en este momento y tengo que afrontar eso aunque ni yo se realmente por que quiero quedarme algo me empuja simplemente creo yo
    lo malo de haber querido con todas tus fuerzas es que los fantasmas no desaparecen aunque pasen los años y demasiadas veces me derrumban
    cada cual da lo que recibe y yo solo supe darte lo que recibi todos estos años presion y agovio tonto de mi pero ya esta hecho.

    ResponderEliminar
  8. que si, que si, que no marees pesao! Vane te quiero!! Soy Manu, lo del sabado fue inolvidable

    ResponderEliminar
  9. Dios mío, voy a tener que escribir sobre vuestras patologías también! xD

    ResponderEliminar
  10. me alegro que hayan disfrutado no te puedo decir otra cosa manu

    ResponderEliminar
  11. Sr. Anónimo, le sugiero que utilice signos de puntuación, será más fácil entenderle. Por lo demás, no tengo nada que decirle, ya que ud. tampoco me ha dicho nada nuevo. Asímismo, también me tomo la libertad de sugerirle que asuma las cosas tal y como son, será todo mucho más fácil para ud. Y para todos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Acabo de comer unos macarrones buenisimos.

    ResponderEliminar
  13. Fuera de los macarrones no quiero manchar tu blog. Me gusto mucho cuando lo lei,asi que desaparesco.Y trankila que asumido esta solo que ayer volvi a leerlo en la casa de mi amigo y senti la necesidad de escribir. No me pasa muy seguido y kise aprovechar asumido esta lo que por un tiempo lo que siento no se va a ir.Ahora se lo que se siente cuando es del otro lado que te rechazan y realmente que feo es.Muy atentamente me despido de ambos y realmente manu si fueran felices no me importaria .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Segunda persona del singular

Querido Karma