Entradas

Mostrando entradas de junio, 2005

Mejor a tu lado

No es tan fácil escribir a una persona en un papel No es tan fácil lo que queda por hacer No es tan fácil el decirte estamos juntos, sin creer No es tan fácil si sabemos que lo vamos a perder Es más fácil dibujar a una persona con su piel Es más fácil, si lo podemos hacer Es más fácil el decirte estamos juntos si me ves Es más fácil si pienso lo que te puedo querer... ***Es perfecto si sentimos que este momento es nuestro, es perfecto si vivimos siempre juntos, cuerpo a cuerpo Lo mejor es que luchemos por nuestro gran encuentro que juntemos nuestras manos y jamás las separemos*** No es más fácil negar un amor reprimido que luchar hasta haberlo conseguido, ni es más fácil soñar, lo que despierto habrías perseguido... ***Es perfecto si sentimos que este momento es nuestro es perfecto si vivimos siempre juntos, cuerpo a cuerpo Lo mejor es que luchemos por nuestro gran encuentro que juntemos nuestros labios y jamás los separemos...*** Vanessa Sal

Si luchas puedes perder, si no luchas... Estás perdido.

Qué hacer cuando te sientes hundido, tocando fondo, sin saber cómo y porqué has llegado ahí? Qué hacer cuando intentas subir y todas las cuerdas a las que intentas sujetarte se van partiendo una a una? Qué hacer cuando esos ojos, ignorantes, no paran de mirar extrañados, ofensivos, incapaces de entender que estás ahí y que no hay ningún motivo. Incapaces de creer lo que ven porque sus cerebros les limitan. Sientes tristeza sin saber porqué la sientes, el no saber porqué la sientes te lleva a la rabia, las miradas absurdas y prescindibles te llevan a la desesperación y la incapacidad para librarte de todo lo anterior, te lleva a la ansiedad. Y bueno... Qué hacer? Pues básicamente nada, sencillamente lo único, esperar. Que voluntario o no, es lo que hay. Esperar alicientes, ilusiones y sueños que te saquen de ahí de la misma forma que has entrado. Eso si, no esperes milagros, que una vez te hayas dado cuenta de que esos alicientes, ilusiones y sueños son más irreales que tu propia e