Primera persona del plural



Volvamos a ser primera persona del plural. 

Seamos inquebrantables de nuevo. Vamos a buscar el pretérito imperfecto que nos dejó con la palabra en la boca y a seguir desde ese punto y seguido.

Construyamos de nuevo ese futuro imperfecto del que nadie hubiera dudado nunca. 

Seamos dos, seamos cinco o seamos seis. 

Pero por el Alfa y el Omega, seamos juntos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Segunda persona del singular

Querido Karma