Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

Reflexión

Imagen
El sábado pasado, Érika me preguntó si me pasaba las veinticuatro horas del día escuchando música. Obviamente le dije que, en la medida de lo posible, así era. Creo que cada momento en la vida tiene y/o debería tener su banda sonora particular. Así sería mucho más difícil de olvidar. Además, sería más fácil revivirlo en el momento menos pensado, en cualquier lugar, cada vez que sonara la música en cuestión.

En ese sentido para mí la música es como el alcohol; cuando pasa algo malo, me pongo música triste para regocijarme en mi desdicha, cuando pasa algo bueno, me pongo alguna canción animada para mantener mi nivel de adrenalina bien alto y cuando no pasa nada, me pongo la música que más me gusta, para que pase. Y así ha sido en esta ocasión.

Estaba leyendo la letra de una canción de uno de mis grupos preferidos cuando, casi sin darme cuenta, he empezado a sentir que parte de esa letra hablaba de mi propia vida (sí, eso pasa muy a menudo y nos pasa a todos), pero en esta ocasión ha sido …